Documento Bilderberg 1968. Negocios Internacionales: Aspecto social.

El documento que nos ocupa lo podemos tener traducido gracias a una seguidora de este blog, Maryam, a la que le agradezco el esfuerzo ya que son muchos años los que llevo pidiendo ayuda en este aspecto y que no parece haber tenido mucho éxito salvo la excepción de Leticia que se tradujo unos cuantos y un par de colaboraciones ocasionales. Estas personas que como Maryam han traducido algunos de los documentos que os ofrezco, demuestran su solidaridad puesto que ellos ya saben inglés pero los han traducido para que el documento llegue a otras personas, facilitándoles el acceso a una información a la que no podrían llegar sin el esfuerzo que ellos han hecho.

La reunión anual Bilderberg de 1968 tuvo lugar en Canadá y uno de sus puntos a tratar fueron los Negocios Internacionales, para ello como siempre se eligió a las personas encargadas de dar la conferencia al respecto antes de entrar a debate y el encargado de ilustrar el aspecto social del tema fue Henri Hartung, que en aquel momento tendría 47 años y que falleció 20 años después de su intervención en dicha reunión. De nacionalidad Suiza, hijo de un general y nieto de un banquero, su yerno era Wilfrid Baumgartner quien se desempeñó como Ministro de Finanzas de De Gaulle. Es el autor del libro la educación permanente y fue uno de los primeros en abogar por la educación de adultos en la década de los 50. En 1968 era el Presidente del Instituto de Ciencias y Técnicas Humanas en París, se dice que en 1947 conoció a Venkataraman lyer, más conocido como Ramana Maharsi, 3 años antes de que este muriera una de las razones por las que en muchas webs, ninguna de ellas en español se diga de Hartung que era una gran persona y bla, bla, bla. Cosa que yo dudo, pero esa es solo mi opinión, aunque también opino que por su argumentación en la conferencia se le puede conceder al señor Hartung algo de ingenuidad o desconocimiento de los que algunos llamarían los amos del mundo, pero luego recuerdo el Iron Mountain y se me quitan las ganas de hacer dicha concesión, sobre todo si recordamos que las reuniones anuales de Bilderberg son propaganda para líderes y recogida de inteligencia sobre sus impresiones, ideas y sentires. En 1977 trabajó en el Centro de Encuentros Espirituales y Meditación, ayudando a la expansión de la Nueva Era hasta su muerte.

En el documento dice por ejemplo:

“Por lo tanto, es evidente que la información, si va a producir algún cambio en el comportamiento, debe ir acompañada de un adiestramiento adaptado a los motivos que rigen la actitud involucrada. Esto está en línea con las previsiones adelantadas por el Sr. Herman Kahn y el Instituto Hudson sobre la situación mundial en el año 2000 DC cuando “el principal factor de progreso radicará en los sistemas educativos” y la extensión más amplia de la cultura y de las organizaciones sin fines de lucro. El hombre es cada vez más y más poderoso, ha dominado la materia, está cada vez menos restringido por la distancia, pero todavía es emocionalmente inestable y psicológicamente ignorante y esto dificulta cualquier cooperación genuina.”

AVT_Henri-Hartung_7281
Henri Hartung

Y en el último párrafo es donde veo yo esa ingenuidad del señor Hartung que parece que no sabe que mucho antes de que él participara en esta reunión, e incluso antes de la creación de Bilderberg, ya se había decidido que el hombre fuera un consumidor y no un ser humano, dándoles la pista de como deshumanizar a los recursos humanos dice así:

” Al dejar la vida del espíritu totalmente fuera de la cuenta, los protagonistas del mundo moderno pueden estar muy afanosamente ocupados organizando un mundo de miseria en sus esfuerzos por abolir los efectos de la miseria. ¿No puede el hombre contemporáneo preservar las victorias dramáticas de la ciencia colocándolas al servicio del hombre y no del consumidor?

El documento en cuestión está en los archivos del Instituto Hoover con número de referencia CA 94305-6010 y lo podéis consultar y/o descargar pinchando aquí. A continuación procedo a ofreceros la traducción del mismo.

Adjunto documento agenda II Confidencial
Reunión Bilderberg
26-28 de Abril 1968

Bilderberg Negocios Internacionales

Aspecto Social
Por
Dr. Henri Hartung
“Presidente del Instituto de Ciencias y Técnicas Humanas”, París.

La internacionalización de los negocios significa la última transición de este último desde el nivel nacional al mundial. Desde el ángulo social, por lo tanto, ello significa que el problema que envuelve las relaciones entre los seres humanos se incrementa en la medida en que las divergencias financieras y técnicas se complementan con diferencias culturales, históricas y lingüísticas. ¿Esto implica que las tensiones entre los extranjeros serán mucho más graves que las que se producen entre los ciudadanos de un mismo país? ¿Implica ello la aparición de nuevas dificultades o, por el contrario, una mejora en las relaciones humanas? Esto podría constituir una pregunta inicial, mientras que otra podría referirse al establecimiento de un principio común diseñado para acercar a los hombres a través del proceso de intercambios profesionales.

A primera vista, la extensión de la ciencia y la tecnología al mundo entero da, si no una impresión de unidad, en cualquier caso, uno de uniformidad creciente: se ha convertido en un lugar común para señalar que hay poca diferencia entre los aeropuertos de Ámsterdam, París, Nueva York o Tokio, o entre una fábrica en Asia, África o en uno de los países más avanzados. En palabras de Saint-Exupery, “hacer que los hombres trabajen juntos y se gustaran unos a otros”, a lo que Louis Armand ha agregado, “.. se apreciarán mutuamente”. No hay duda de que está surgiendo una especie de clase internacional, compuesta por hombres preocupados por los mismos problemas, más propensos a tomar aviones que trenes, utilizando el inglés como idioma común y a quienes les gustaría aplicar una fórmula matemática para el mundo y tenerlo considerado como una gran organización tecnológica y económica.

Esta es una consecuencia social de un logro tecnológico. La necesidad de comprar y vender a los extranjeros surgió hace miles de años cuando un rey de Babilonia envió caravanas a las costas del Mediterráneo a por madera de cedro y al Mar Rojo por cobre y oro. Esto fue acompañado por la necesidad de echar raíces en países extranjeros para producir, de la misma manera que los egipcios explotaron las minas de oro de Nubia. El proceso involucra varias etapas las cuales han sido establecidas por el profesor Howard V. Perlmutter (1) y que parecen hacer para un contacto más cercano o, en cualquier caso, una mejor comprensión entre técnicos de diferentes orígenes culturales. Para empezar, ello es “etnocéntrico”, ya que la empresa matriz decide e impone su política en el extranjero; luego ello se vuelve “policéntrico” a medida que se acepta la situación local y se acepta el grado necesario de descentralización; y, finalmente, ello se vuelve “geocéntrico” en la medida en que se concibe a escala mundial y tenga objetivos mundiales. Un observador francés se referiría aquí a compañías nacionales que tienen una actividad internacional, luego a compañías multinacionales y finalmente a compañías transnacionales cuyo origen múltiple se refleja en la estructura real de la gestión y la distribución del poder.

(1) La Empresa Internacional. Tres concepciones en la Revista Económica y Social, Lausana, mayo de 1965; traducido por Miss Marianne Boosey, La Empresa Internacional, tres concepciones, Imede, Lausanne, Suiza-

Técnicamente y socialmente, “geocentrismo”, debido a lo que podría ser llamado su internacionalización trascendental, crea una relación más estrecha entre hombres de diferente raza, idioma y educación, pero que poseen antecedentes de formación y niveles conceptuales similares. De la misma manera, el marketing tiende a crear una formulación estratégica que se ocupa más de los requisitos del hombre que de las necesidades individualizadas experimentadas en una nación determinada. Por otro lado, como ha dicho el profesor Perlmutter, desde el punto de vista legal, “las infraestructuras de la comunidad internacional actúan como un freno donde el progreso tecnológico actúa como un estímulo”.

Cuando consideramos que en un futuro cercano 300 empresas tendrán más del 75% de todos los activos industriales del mundo occidental, debe reconocerse que cualquier intento de estructurar estas empresas transnacionales confirmará esa aspiración al ecumenismo que Juan XXIII describió en Pacem en Terris (Paz en la Tierra) como “un interés creciente en los asuntos de todos los pueblos para que los seres humanos sean cada vez más conscientes de que ellos son miembros vivos de una comunidad mundial”.

Gracias a la internacionalización de los negocios, esta transición desde el concepto de comunidad nacional, es decir, una suma de individuos limitados a una región, al de la sociedad internacional, es decir, un cuerpo de estructuras complejas y diversificadas, y eventualmente al de la comunidad transnacional. – el producto de los impulsos geocéntricos- está manifiestamente en línea con la búsqueda instintiva del hombre de un intercambio real y auténtico que encarne esa paz que es universalmente deseada. ¿Por qué entonces no es menos obvio que esto es extremadamente difícil de lograr?

En primer lugar, debido a que este mismo geocentrismo, si bien es significativo dentro de un grupo a nivel internacional, no obstante queda limitado a una entidad que se describiría mejor con la palabra “coalición” que con la palabra “cooperación”. Lo que tenemos hoy, incluso entre aquellos que han ido más allá del concepto de nacionalismo, son coaliciones de intereses diseñados ya sea para la defensa de una posición o el ganador o un mercado. Subyacente a estos acuerdos, siempre existe necesariamente la cuestión de un bajo nivel de materiales y energía, que ingresa en forma de materia prima y emerge en forma de productos y subproductos. El elemento de distorsión involucrado aquí es el concepto el cual trata el beneficio como el estándar por el cual medir el verdadero valor del trabajo. Revertir este elemento no consistiría en eliminar el beneficio sino en subordinarlo a la calidad de los productos y los medios de producción. Esto implica ese concepto de valor humano al que nuestros contemporáneos evitan cuidadosamente referirse a fin de enfatizar aún más el concepto de organización. Sin reconocer que este lapsus, ya sea deliberado o no, representa una interferencia básica con cualquier posibilidad para la cooperación real entre los seres humanos. La empresa geocéntrica debe expresar claramente los valores humanos y los conceptos que la subyacen.

En segundo lugar, porque la fórmula trinomial “información-educación-promoción” todavía no se aplica ampliamente y porque este fracaso es la raíz de la naturaleza superficial y emotiva de las relaciones, las cuales con demasiada frecuencia se distorsionan por una confusión entre la imagen y la realidad. Todavía estamos todos más o menos influenciados por los “estereotipos” – “imágenes en nuestras cabezas” con el resultado de que reaccionamos espontáneamente en términos de ideas preconcebidas en lugar de hechos concretos. Pero Otto Klineberg (1) ha demostrado muy claramente que cada nación es un complejo que varía continuamente. De manera similar, Katz, Sarnoff y MacLintock (2) han analizado el dual o el origen de la actitud racista, consecuencia de un mecanismo de defensa propia, por ejemplo: Los negros amenazan mi situación económica o mi tranquilidad, el otro simplemente refleja una falta de información que le conduce a la adopción de un estereotipo del negro el cual prevalece en un sistema cultural dado. Por lo tanto, es evidente que la información, si va a producir algún cambio en el comportamiento, debe ir acompañada de un adiestramiento adaptado a los motivos que rigen la actitud involucrada. Esto está en línea con las previsiones adelantadas por el Sr. Herman Kahn y el Instituto Hudson sobre la situación mundial en el año 2000 DC cuando “el principal factor de progreso radicará en los sistemas educativos” y la extensión más amplia de la cultura y de las organizaciones sin fines de lucro. El hombre es cada vez más y más poderoso, ha dominado la materia, está cada vez menos restringido por la distancia, pero todavía es emocionalmente inestable y psicológicamente ignorante y esto dificulta cualquier cooperación genuina.

En tercer y último lugar, porque el sistema económico y social contemporáneo aparentemente solo se está desarrollando en un plano horizontal sin tener en cuenta el proceso vertical que conduce hacia a una trascendencia que se deniega o, en el mejor de los casos, se rechaza como científicamente no demostrable. Pero, igualmente, no se ha demostrado que la felicidad pueda ser garantizada limitando la actividad humana a las realidades materiales. La transición de los negocios desde el nivel regional y nacional al nivel mundial, como el desarrollo sistemático de la tecnología, a menos que esté acompañada de una investigación paralela con respecto a la realidad interna del hombre y la armonía de su personalidad, solo puede conducir a la regresión a través de un retorno a un positivismo aún más estrecho que el de Auguste Comte y Littre.

Al dejar la vida del espíritu totalmente fuera de la cuenta, los protagonistas del mundo moderno pueden estar muy afanosamente ocupados organizando un mundo de miseria en sus esfuerzos por abolir los efectos de la miseria. ¿No puede el hombre contemporáneo preservar las victorias dramáticas de la ciencia colocándolas al servicio del hombre y no del consumidor?

(1) La dimensión humana en las relaciones internacionales, Holt, Privehart y Winston, Nueva York, 1964.

(2) Defensa del ego y cambio de actitud. Relaciones Humanas 1956 9.27.45

Un comentario sobre “Documento Bilderberg 1968. Negocios Internacionales: Aspecto social.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: